«Los Cipreses Creen en Dios» (José María Gironella)

Novecientas y pico páginas para entender por qué los españoles acabamos en un baño de horror.

A través de la vida de la Familia Alvear, recién llegada a Gerona, iniciaremos un viaje por los acontecimientos y los sentimientos que sacudieron España entre 1932 y 1936, de La II República al Levantamiento Militar del 18 de Julio.

Ignacio Alvear llega a la ciudad catalana siendo poco más que un aspirante a adolescente. Presionado mentalmente por su madre y por el clima de la ciudad decide ingresar en el seminario. Alborozado recibe la noticia del advenimiento de la República entre los gruesos muros donde aprende latín y teología. No comprende realmente que significa el cambio político, pero está convencido de que traerá grandes cambios para la gente, sustentados por el gobierno, quien por fin se va a ocupar de las clases menos favorecidas. Él, que se muere de frío, sueña con que la república instale calefacción en el edificio pastoral.

Mientras va creciendo, nosotros buceamos en el transcurrir de sus pensamientos. Dejará el seminario y comenzará a trabajar en un banco. Desde su pupitre de meritorio nos dibuja a la clase más favorecida. Su amistad con un policía masón (Julio), amigo de la familia ,trasladará a nuestra lectura la óptica más cínica de la sociedad. La visita de un primo anarquista de Madrid supondrá para nuestro protagonismo un nuevo río que navegar y explorar.

Más tarde, explotarán simultáneamente las cuatro ideologías más radicales. El anarquismo de la mano de Porvenir y el Responsable, El Comunismo (Cosme Vila), el Socialismo representado en los profesores que dan clase a Ignacio y el Falangismo que llega de la mano del amigo y compañero de clase de Ignacio (Mateo), Ignacio iniciará su historia de amor con la falangista, e hija de coronel, Marta.

Diálogos, situaciones  y sobre todo las íntimas reflexiones de nuestro protagonista nos explicaran de forma conceptual, ideológica y sentimental estos movimientos políticos, su evolución y cómo repercuten en la población.

Al final todo conduce a una radicalización que hace sentir a media España que si no se enfrenta a la otra mitad, va a perder todas sus convicciones y su estructura vital. El coque se hace inevitable, personas de todo tipo, clase y condición sienten que deben defender su proyecto de vida con las armas.

La tragedia se vivirá, una vez más, con toda su profundidad en el seno de la familia Alvear, e Ignacio tendrá que tomar una decisión definitiva y dejar de coquetear con el resto de ideologías.

Aunque tuvo que pasar la censura previa franquista, la novela es bastante independiente y refleja fielmente las ideologías de aquellos años sin entrar en valoraciones éticas o morales.

A esta novela le siguieron otras cuatro, pero aun siendo muy buenas, no llegan a la calidad de «Los Cipreses Creen en Dios»

Para cualquiera que le guste la historia o simplemente desee saber cómo es posible que los españoles termináramos en una orgía de fanatismo, sangre y crueldad es un libro imprescindible.

Si simplemente te gusta una novela bien estructurada y agradable de leer también es imprescindible.

Yo todos los veranos encuentro una sombra para volver a releerla.

Si quieres dar tu opinión...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.